Ideas para decorar con telas tu casa

decorar-con-telas

La tendencia “Do It Yourself” (o Hazlo Tú Misma) llegó para quedarse, ofreciendo infinitas ideas cuando hablamos de redecorar nuestro hogar. ¿Una opción? Decorar con telas, la mejor forma de reinventar cualquier espacio aportando un toque único y creativo. En Telas del Pozo te sugerimos estas mejores ideas. 

Este año, más que nunca, hemos pasado mucho tiempo en casa, ¿verdad? Una nueva etapa que nos ha hecho valorar aún más el espacio y adaptarlo mejor a nuestras necesidades. Si además tienes telas en casa, las opciones se multiplican. Y es que existen pocos materiales tan versátiles a la hora de darle un nuevo toque al cabecero de tu cama, crear un estor o incluso, ¡decorar maceteros! Pero no nos adelantemos. Elige tus estampados y colores favoritos y descubre todas las ideas que puedes empezar a potenciar ya:

 

Crear un estor tú misma

Los estores aportan un toque más vanguardista y confortable a cualquier espacio. Si además tienes esa ventana descuidada junto al sofá, ¿por qué no crear tú misma tu propio estor?

Elige el tipo de estor que mejor se adapte a ti (enrollable, plegable, de estilo japonés…), hazte con tela, hilos y aguja, y descubre cómo una tela puede cambiar para siempre las historias de tu comedor o dormitorio. 

Un cabecero diferente

Los pequeños detalles pueden causar grandes cambios en cualquier espacio, como por ejemplo tu dormitorio. Y pensado, ¿qué te parecería cambiar tu cabecero? Puedes desde crear flores u otras figuras y adherirlas al ya existente, como tapizar el cabecero con las mejores telas estampadas acorde al resto de la estancia. Una nueva forma de atraer los mejores sueños. 

¡Lámparas!

A la hora de decorar con telas el hogar, una lámpara no es el primer elemento que se te viene a la cabeza. Pero si lo piensas, el cambio puede ser divino. Si cuentas con lámparas de materiales orgánicos en casa (mimbre o esparto) o bien se trata de una lámpara industrial, forrarla con una tela puede convertirse en la idea perfecta. Personaliza este elemento indispensable y arroja nuevas luces en tu día. 

Cojines con patchwork

Empiezas a recoger tu cajoncito de costurera y encuentras demasiados retales de tela. ¿Qué hago yo con todo esto?, te preguntarás. ¿Y esos cojines? Puedes apostar por la siempre colorista técnica patchwork y crear tantas fundas para cojines quieras. Además de aportar un toque cálido, muy acorde al estilo nórdico, los cojines de patchwork invitan aún más a perderse en el sofá una tarde de domingo con un té calentito. 

Cajones para los peques

Los peques aman tanto los colores como nosotras y además, pueden ayudarles a orientarse mejor y seleccionar qué representa cada uno. Un interesante concepto que puedes aplicar a ese mueble de cajones del dormitorio infantil. Forra cada cajonera con una tela de color diferente (de amarillo el de los juguetes; de azul el de la ropa para dormir). Te ayudará a ti y a tus peques a organizaros, y el resultado será genial. 

Corchos para la pared

La decoración con telas de las paredes es una misión complicada, pero no imposible. Si buscas aportar un toque étnico a tu salón, puedes usar colores áridos a fin de completar un pequeño universo propio. Si no quieres arriesgarte, una buena opción para empezar a tantear consiste en forrar corchos con diferentes telas y colocarlos en la pared. ¡Te sorprenderá el resultado!

¡Una hamaca!

Ay, esos días de verano y vacaciones en los que disfrutar del balanceo de la hamaca toda la tarde. Aunque espera, ¿puedes tener una hamaca en casa? ¡Por supuesto! Tanto si cuentas con jardín o porche, como incluso un balcón lo bastante amplio, puedes elaborar tu propia hamaca de tela en casa. El proceso es muy sencillo, salvo que en esta ocasión deberás introducir una correa en el dobladillo y encontrar dos buenos soportes a los que adherirla con, por ejemplo, un mosquetón. Eso sí, ¡pruébala antes de tumbarte!

Flores con vestidos nuevos

Forrar con telas algunos maceteros e incluso árboles es una costumbre en algunas tribus africanas que invita a la buena suerte. Y aunque el fu-fu quizás no sea tu plato favorito, sí podemos tomar prestada esta curiosa técnica para revestir los maceteros de nuestras plantas. ¿Te imaginas tu costilla de Adán luciendo un macetero acorde a sus grandes hojas? 

Porque existen tantas ideas para decorar con telas ¡Tus futuras obras de arte te esperan!