Cómo forrar cajas con tela para decorar tus estanterías

¿Necesitas poner orden y color en casa? ¿Y de una forma económica? Te contamos cómo forrar cajas con tela sin coser para tus estanterías tú misma, una de las mejores ideas de decoración con telas.

Qué necesitas para forrar cajas con tela

  • Tela para forrar cajas: puedes usar retales que tengas por casa o hacerte con tu tela favorita, lisa o estampada
  • Pegamentos para telas.
  • Una brocha pequeña.
  • Una brocha pequeña.
  • Tijeras.
  • Una grapadora de tapicero con grapas. 
  • Cajas, de madera, plástico o incluso cartón. 

Cómo forrar una caja con tela

1. Coloca la caja sobre la tela elegida y corta el retal dejando la cantidad suficiente para cubrir sus cuatro lados. Recomendamos dejar siempre unos 5 cm por cada lado para así grapar la tela por la parte interior. 

2. Sujeta la tela con la grapadora por uno de los lados de la caja (por ejemplo, entre el interior y hacia la mitad). 

3. Aplica una fina capa de pegamento para telas por el lado opuesto de la caja y ve envolviendo con la tela. Sujeta la tela por el otro lateral con las grapas, también por el interior, para que no se vean. 

4. Haz un pequeño corte en la tela y envuelve la esquina, sujetando la tela por dentro. Repite la operación en las otras cuatro esquinas de la caja. Este truco evita que queden unos pliegues poco estéticos que arruinen el resto del conjunto. 

5. Repite la operación de añadir pegamento en los otros dos laterales para terminar de forrar las cajas de cartón con tela que quedan.

6. Dobla la tela recortada hacia arriba y sujétala con grapas por el interior. Procura en todo momento que la tela quede lo más lisa posible para que el resultado sea genial. 

7. Haz lo mismo con la tapa. 

Y ahora que ya sabes forrar cajas con tela, si el resultado no es el esperado, ¡no te preocupes! Seguro que irás cogiendo experiencia y las siguientes serán dignas de revista. La mejor excusa para ir probando con diferentes diseños y las mejores telas para confección.