Cómo hacer un estor con estos consejos

como-hacer-un-estor

¿Cuántas veces te has quedado mirando la ventana y has pensado que le falta algo? ¿Tienes además un sofá en la parte baja? Estamos pensando lo mismo: ¿Imaginas lo bien que quedaría un estor? O mejor aún: ¡Que puedas hacerlo tú misma! Te contamos cómo hacer un estor casero a juego con el resto de elementos.

Si te encantan las telas y la costura es lo tuyo, existen muchas formas de poder reinventar tu hogar a través de nuevas ideas. Y una de ellas consiste en confeccionar un estor tú misma, especialmente si ya eres una experta en esto del “Házlo Tú Misma” o “Do It Yourself”. Porque, ¿quién necesita uno a medida cuando puedes elaborarlo por tu cuenta? A continuación, te sugerimos los diferentes tipos y cómo hacerlos paso paso.

Cómo hacer un estor enrollable

Es uno de los más actuales y versátiles, ya que puedes elaborarlos con cualquier tipo de tela. Eso sí, siempre que cuenten con un apresto que aporte algo de rigidez al conjunto. Una idea sencilla que requiere tan solo de un tubo en el que enrollar la tela aportando un toque aún más exótico a cualquier estancia. 

Antes de saber cómo hacer un estor enrollable casero necesitarás una tela (con apresto) para aportar dureza, el mecanismo, aguja, hilo, tijeras, metro de costurera y lápiz de marcar. ¿Lo tienes todo? ¡Vamos allá!

  • Paso 1: Calcula cuál es la anchura de la ventana y añade 10 cm por cada lado. Respecto a la altura, si el estor va a ir anclado a la pared, suma otros 10 cm por la parte superior y 10 cm por la inferior. 
  • Paso 2: En ocasiones, la tela para tu estor no tendrá mucho apresto, por lo que puedes plancharla para que encaje si las medidas tomadas de la tela no encajan del todo. 
  • Paso 3: Hilvana la tela haciendo unos dobletes de aproximadamente 2 cm en cada lado y de 4 cm en las partes inferior y superior. Coloca la tela delante de la ventana para comprobar que has realizado bien el corte.
  • Paso 4: Utiliza la puntada recta si usas la máquina. Si optas por hacerlo a mano, un pespunte o punto atrás. Después pincha sobre la tela y sácale unos 3 mm. Vuelve a pinchar en el punto de inicio y saca la aguja con 3 mm más. Continúa la línea recta clavando la aguja y asegúrate que, al verla del revés, parece una línea continua. 
  • Paso 5: El siguiente paso consiste en coser el velcro que acompaña el mecanismo de la parte superior de la tela. En la parte inferior, introduce la tablilla del mecanismo y que dará el peso para que baje. 
  • Paso 6: Coloca el contrapeso y las cuerdas de forma que, al tirar, el mecanismo recoja la tela. Finalmente, coloca los anclajes y los soportes en la pared para colgar el estor. 

Cómo hacer un estor plegable

Este tipo destaca por el uso de varillas, las cuales permiten recoger la tela. Una opción más tradicional en comparación al enrollable y que se apoya en un sistema de poleas. De esta forma, las cuerdas quedan atadas a las varillas y, al tirar, sube o baja. Este mecanismo va acompañado de freno.

Para aprender cómo hacer un estor plegable con varillas necesitas los mismos materiales que para el tipo anterior, aunque debes añadir anillas de plástico para coser en el revés. Además, también necesitarás un tipo de tela especial (lazos), parte donde se encaja la varilla y se atan las cuerdas. El material más recomendable son aquellos que combinan algodón y poliéster. 

  • Paso 1: Al igual que en los estores enrollables, mide la ventana con las mismas indicaciones. 
  • Paso 2: Haz los dobladillos con alfileres e hilvánalos. Deja 2 cm en cada lado y 4 en la parte superior e inferior. 
  • Paso 3: Compara el trabajo ya hecho con la ventana para comprobar que las medidas son las apropiadas. 
  • Paso 4: Toma las medidas a fin de coser las cintas del estor de forma que las varillas queden colocadas a la misma distancia. De esta forma, al subirlo, consigues el engranaje deseado. Después hilvana y cóselo. Recomendamos dejar unos 10 cm de cinta de más en cada lado para poder introducir las varillas cómodamente. 
  • Paso 5: Realiza un dobladillo sencillo en la parte superior y cose la parte más suave del velcro. Después procede a coser el resto de dobladillos. Recuerda utilizar la puntada recta, y si lo haces a mano, pespunte o punto atrás. 
  • Paso 6: Cose las anillas donde irán las cuerdas en cada uno de los lazos y en función del número de cuerdas.
  • Paso 7: Introduce el contrapeso y las varillas.
  • Paso 8: Coloca el mecanismo del estor en la pared o en el techo y adhiérelo con velcro. 
  • Paso 9: Pasa las cuerdas por las anillas. 

Cómo hacer un estor paqueto

A diferencia de los dos tipos anteriores, este aporta un mayor volumen a la ventana, ya que inspira un efecto doble muy acogedor y estético. En este caso, el proceso de creación es muy similar a los anteriores, salvo que no se requiere de varillas. Antes de explicar cómo hacer un estor paqueto casero, debes saber que necesitarás todos los materiales vistos anteriormente, y aunque no necesitarás varillas sí anillas de plástico para coser en el revés.

  • Paso 1: Toma las medidas de la ventana, como primer paso habitual. En este caso, deja 20 cm extra a cada lado. 
  • Paso 2: Realiza los dobladillos e hilvánalos dejando 2 cm por cada lado y 4 en las partes superior e inferior.
  • Paso 3: Compara el trabajo hecho frente a la ventana.
  • Paso 4: Toma las medidas para coser las anillas en el revés del estor. 
  • Paso 5: Haz el dobladillo sencillo en la parte superior y cose la parte más suave del velcro. Cose el resto de dobladillos y utiliza la puntada recta. Si lo haces a mano, recordamos usar pespunte o punto atrás.
  • Paso 6: Introduce el contrapeso.
  • Paso 7:  Coloca el mecanismo del estor en la pared o en el techo. Finalmente, pega el estor mediante el velcro. 
  • Paso 8: Desliza las cuerdas por las anillas y, ahora sí, ¡átalas en las anillas colocadas a la altura del contrapeso? ¡Verás qué chulo queda el resultado!

Y ahora que ya sabes cómo hacer un estor de tela, ¿ya has decidido cuál es el que mejor se adapta a tu casa?