¿Qué es arpillera y para qué se utiliza?

que-es-arpillera

Nos habéis pedido información sobre usos, mantenimiento y lavado de la arpillera y habíamos prometido hacer un artículo sobre el tema. Pues bien, lo prometido es deuda. A continuación os dejo información sobre ello.

Qué es arpillera

El significado de arpillera hace referencia a la pieza de tejido que es gruesa y áspera. Está compuesta por una fibra vegetal sacada del yute (planta tropical que se recoge en fajos, se limpia y se deja secar). Lo que quiere decir que es biodegradable. El color natural de este tejido es blanco-amarillento, amarillo o castaño, pero es fácil de teñir o pintar.

¿Qué se puede hacer con arpillera?

Las posibilidades de decoración con arpillera son infinitas gracias a las propiedades de esta tela:

  • Al ser un tejido que mantiene la humedad cuando se moja se puede utilizar en jardinería.
  • Como es fácil de pintar se pueden realizar trabajos de artesanía, bordados y disfraces.
  • Por su aspecto rústico y natural se usa para tapicerías, tanto de sillones y butacas como de paredes y alfombras. Dando así a la decoración hogareña un toque campestre.
  • Al ser resistente se puede usar para sacos y embalajes.
  • No debemos olvidar que, sobre todo teniendo en cuenta que se aproxima la Navidad, últimamente está de moda la tela arpillera para manualidades navideñas.

 

que-es-arpillera

Cómo lavar la arpillera

 

Antes de decidir qué hacer con arpillera, debes saber que es un material muy versátil, pero su mantenimiento es muy delicado. Por ello, debéis hacerlo con mucho cuidado para evitar que las fibras se rompan.

Para quitar las manchas sin lavar, podéis usar una esponja mojada en agua fría (escurriendo el exceso de agua). Luego frotar ligeramente sin restregar y después absorber el agua con una toalla seca.

Si por el contrario lo que quieres es lavarla a mano, lo primero es llenar el fregadero de agua fría. La temperatura del agua es importante, ya que si está tibia o caliente la tela encogerá. Echad un poco de jabón para lavadora y agitad hasta que salga espuma. Mojad la tela durante cinco minutos, no frotéis, sino removed. Enjuagadla bien con el chorro de agua fría. Luego extendedla en una superficie plana para que se seque. Siempre sin acción directa de los rayos solares (ya que estos resecan la fibra y puede llegar a romperse). No escurráis el agua, pues las fibras pueden terminar deformadas o dañadas.

Si lo que queréis es lavarla a máquina, agregad medio tapón de jabón. Luego seleccionad el ciclo de lavado delicado y utilizad agua tibia. Este último método es mucho más violento para la tela. Además, luego quedan pequeñas fibras en la lavadora que hay que limpiar para no dañéis el electrodoméstico. Por tanto, lo más aconsejable es lavar a mano los trabajos hechos con arpillera.

Si solo queréis quitar el mal olor, dejadla al aire libre hasta que se airee o espolvoread sobre la tela bicarbonato sódico en una base plana. En este último caso, dejad actuar el bicarbonato de dos a cuatro días y después sacudid.