Cómo hacer una funda de sofá de forma fácil

Si estás pensando en tirar un sillón, ¡detente! ¿No has pensado en renovarlo y así ahorrarte unos cuantos euros además de aportar un toque diferente al salón? Te contamos cómo hacer una funda de sofá de forma fácil paso a paso.

Durante la pandemia, seguro que has visto más de un mueble en el contenedor. Incluso tú misma te has planteado “desprenderte” de algunos elementos de casa para adaptarla mejor a tus necesidades. Y ese sofá tiene todas las papeletas para ir a la basura.

Puede que tengas un sillón anticuado, quizás algo carcomido y con más de una marca de cigarrillo y estés pensando en tirarlo, pero… ¿por qué no hacer un cubre sofá bonito DIY y aprovecharlo al máximo?

¿Qué telas necesitas?

Antes de aprender cómo hacer fundas para sillones, debes saber que encontrarás cientos de telas en el mercado para ello. Nosotros te aconsejamos escoger un tejido con base de algodón o lino, más orgánico y fácil de manipular, además de ser un material ideal para cuando lo quieras lavar.

El siguiente paso consiste en encontrar las telas que mejor se adapten al resto del estilo y estética del salón. En Telas del Pozo Hogar encontrarás diferentes opciones en telas estampadas y telas lisas para jugar con los colores y ambientes que quieras.

Recomendamos utilizar telas de lino o algodón, ya que son más orgánicas y facilitan el tratamiento, lavado y planchado de la funda del sofá. 

¿Qué materiales necesitas?

¿Ya tienes la tela? ¡Perfecto! Ahora te contamos qué materiales necesitas para ponerte manos a la obra. ¡Toma nota!

  • Alfileres e imperdibles.
  • Hilos de los mismos colores que la tela.
  • Tiza para marcar las costuras. 
  • Cinta métrica.
  • Plancha.
  • Tijeras. 
  • Máquina de coser.
  • Descosedor.
  • Papel kraft o de embajaje.
  • Agujas de diferentes tamaños. 

Cómo hacer una funda para sofá

Tienes la tela y el cajón de costura y no puedes esperar a ver el resultado, ¿verdad? Ahora sí, aprende cómo hacer una funda para sofá de forma fácil: 

Lava y plancha la tela

Antes de empezar, recomendamos lavar la tela y así evitar que se encoja cuando ya la hayas manipulado. Si se trata de lino, trata de lavarla con jabón y tiéndela en lugar de utilizar la secadora, ya que puedes acabar con la humedad necesaria que requiere este tejido. Para plancharla, prueba primero en una esquina antes de lanzarte a la aventura.

Toma las medidas

Mide el ancho y la altura del respaldo, el largo y la altura de los apoyabrazos, el ancho de los cojines y la medida del respaldo hasta el suelo (y si lo haces desde el punto más alto del sofá, mucho mejor). Igualmente, deja algunos centímetros de más. ¡Siempre habrá tiempo de cortar más adelante!

Dibuja los patrones de cada parte del sofá

Seguimos con los pasos para aprender cómo hacer un cubre sofá. Tras medir cada parte del sofá, toca dibujar los patrones. Recomendamos utilizar como base papel Kraft o de embalaje para dibujar los diferentes patrones. Si te resulta algo complicado, opta por utilizar una sábana vieja y colócala sobre el sillón. Después traza el patrón con tiza. Te será de gran ayuda.

Corta e hilvana cada sección

Trata de recortar con cuidado cada parte marcada sobre el papel Kraft o la sábana vieja con tiza. Utiliza los alfileres para fijar los patrones y empieza a cortar la tela dejando un margen de unos 2-2,25 cm (esto te servirá para el dobladillo). Después, cose a mano las diferentes secciones hasta unirlas: la parte del respaldo cosida con la de los asientos, la sección del reposabrazos con el frontal y así con el resto.

Ajusta la funda

Una vez hayas cosido todas las secciones, toca la prueba del algodón (nunca mejor dicho): comprobar que la funda encaja perfectamente con el sofá. Te recomendamos hacerlo con cuidado para evitar posibles deshilachados. En caso de ver algún fallo, utiliza el descosedor y los alfileres para encajarlo y coserlo después.

Cose las piezas en la máquina

Si el forro encaja perfectamente, llega el último paso: coser las distintas partes en la máquina de coser.

Trata de doblar los bordes para terminarlos con una costura y así obtener un mejor resultado.

Y ahora que ya sabes cómo hacer una funda de sofá ajustable, seguro que te dan ganas de seguir fomentando el Do It Yourself (Házlo Tú Mismo) en casa. Si es tu caso, ¡no dejes de leer nuestro blog!